LA UTOPÍA DE FUNDAR UN CLUB SE HACE REALIDAD

En el Barrio Inglés, hoy Pueyrredón, un grupo de jóvenes que en general eran de clase media y empleados del Ferrocarril Central Córdoba deciden formar un club con la necesidad de competir oficialmente en los torneos de fútbol, para ello había que darle un marco legal por lo que el domingo 14 de Diciembre de 1924 se reúnen 45 de estos muchachos en la casona de la calle Suipacha al 948. Alguno de los protagonistas de aquella histórica reunión fueron: los hermanos Félix y Pablo Flandín, Diego y Antonio Clavero, Tomás y Argentino Sainz Gutiérrez, José Salomone, Adolfo Herman, Ricardo Sanders, Emilio D’Alessandro, Benito Basualdo, Alfredo Tello, Cayetano Ruaro, Mario Sánchez, José Vargas,Ernesto Criado, Gabriel Soria, Alejo Peralta, Rodolfo Castro Aguirre, Felipe Céliz, Antonio Colazo, A. Colomba y A. Pirani. En dicha asamblea dejan constituidas la comisión directiva, presidida por Rodolfo Castro Aguirre en principio pero en 1925 lo reemplaza Mario Sánchez, la dirección provisoria de la sede social, la ubicación de la cancha y los colores de la camiseta con la que actuarían. Todos estos aspectos son elevados a través de un documento a la Liga Cordobesa de Foot-Ball, presidida por el Dr. Arturo Orgaz.

El nombre que llevaría toda su vida

La entidad debía llevar su nombre decidiéndose el mismo en forma democrática. Hubo dos mociones, por un lado Mario Sánchez propuso la de Tiro Federal de Rosario debido a que éste era simpatizante de este club. Mientras que José Salomone presentó la otra, que era Club Atlético Racing por ser hincha de Racing de Avellaneda. Estos últimos habían ganado siete campeonatos de Primera División consecutivos entre 1913 y 1919, récord aún vigente en el fútbol argentino, además contaban con los mejores jugadores del momento. Era el equipo más grande en nuestro país por entonces y por todo lo descripto recibió el calificativo de “La Academia del Fútbol”. A la hora de votar no hubo demasiadas discusiones y primó el de Club Atlético Racing, de esta manera, se daba el primer paso que era nada más ni nada menos que dejar sellado el nombre que llevaría toda la vida esta institución.

El nombre que llevaría toda su vida

Inicialmente anotan tres divisiones de 4ª categoría, designadas con las letras A, B y C. Un año más tarde ya existían dos terceras y dos cuartas divisiones. En las tres categorías de esa primera afiliación, jugaban algunos de los socios fundadores: En la 4ª A Félix Flandín, Alejo Peralta, Felipe Céliz, Antonio Colazo, Ernesto Criado, Alfredo Tello y Cayetano Ruaro. Mientras que en la 4ª B jugaba Gabriel Soria y Antonio Clavero en la 4ª C. En 1927 comienza a jugar oficialmente en la Primera B de Liga Cordobesa de Fútbol. En 1935 asciende a la Primera División. La base de aquel equipo era: Arturo Santía; Ramón Pereyra y Domingo Sibona; Jordan Capitanelli, V. Corbella y Joaquín Del Olmo; Lloret, Francisco Silva, Héctor Salvatelli, Ríos y Villavicencio. Le cuesta hacer pie y desciende en el torneo de 1936. Asimismo, continúa realizando buenas campañas y logra un nuevo ascenso en 1942. Italo Gallea; Patricio Carrizo y Raúl De Juan; Luis Burella, Franklin Giménez y Emeterio Noé; Ríos, Eduardo Romero, Adolfo Pascual, Pedro Farías y Pacce fue la base de aquella hazaña. A partir del año siguiente se iría adaptando a los certámenes de la Primera División comenzando a ser protagonista de a poco.

Los colores que identifican a Racing

La decisión de los colores fue algo más sencillo ya que el diseño de la camiseta de Tiro Federal de Rosario y Racing de Avellaneda era idéntico, celeste y blanco a rayas verticales al igual que la Selección argentina. Sin embargo, la Liga no le permitió actuar con ésta ya que en ese momento militaba el club Vélez Sársfield en nuestra ciudad con la misma disposición y colores, por lo que se eligió una tricolor, blanca, celeste y roja a rayas verticales. Al año se disuelve el club Vélez Sársfield como entidad y a partir de allí Racing comenzó a utilizar la celeste y blanca, la que desde un principio se quiso utilizar y la que identifica a la Academia cordobesa hasta la actualidad.

En 1948 Racing inaugura su estadio propio

Fue exactamente el 27 de Mayo de ese año, pero como toda semejante obra ocurrieron muchas cosas hasta la finalización de la misma. La Academia venía jugando en la cancha de Unión Telefónica, ubicada en la calle entre Potosí, 87, Cochabamba y 87 desde el 28 de Junio de 1936. Aunque faltaban algunos detalles cuando se inauguró la cancha, no se habían concluido los baños y vestuarios por lo que los jugadores se iban a la cancha vieja, se cambiaban y de ahí volvían a la nueva. Asimismo, quedó una tribuna oficial con capacidad para 4 mil espectadores, de una extensión de 70 metros y con 25 escalones. La popular en que cabían 2 mil personas, con 80 metros y 12 escalones y la platea en donde se podían albergar 310. Como era de esperar, el 27 de Mayo de 1948 acudieron los hinchas de Racing en gran cantidad llenando el estadio pero también se acercó la barriada de las zonas aledañas. Comenzó la ceremonia con la bendición de las instalaciones que estuvo a cargo del Monseñor Ramón J. Castellano, luego Rubén Darío Monguzzi izó la bandera nacional en el mástil, a continuación hubo números de gimnasia. Pero faltaba la frutilla del postre a este gran acontecimiento que fue el partido entre la Academia y el último campeón de la Docta, Belgrano. Salieron los dos capitanes de los equipos, Italo Tuci de Racing y Justo Coria de los “celestes” junto al resto de los jugadores y dirigentes de ambos clubes con una bandera argentina. El puntapié inicial lo dio el subsecretario de gobierno, Mansilla Amuchástegui y comenzó este encuentro amistoso que la Academia derrotó a Belgrano 4 a 3. En tanto, el 9 de Mayo de 1976 bajo la presidencia de Mario Spirópulos se le pone nombre propio al estadio: Miguel Sancho, en reconocimiento a los 24 años como presidente y a todos los años que le dedicó a Racing.

En 1948 Racing inaugura su estadio propio

Fue exactamente el 27 de Mayo de ese año, pero como toda semejante obra ocurrieron muchas cosas hasta la finalización de la misma. La Academia venía jugando en la cancha de Unión Telefónica, ubicada en la calle entre Potosí, 87, Cochabamba y 87 desde el 28 de Junio de 1936. Aunque faltaban algunos detalles cuando se inauguró la cancha, no se habían concluido los baños y vestuarios por lo que los jugadores se iban a la cancha vieja, se cambiaban y de ahí volvían a la nueva. Asimismo, quedó una tribuna oficial con capacidad para 4 mil espectadores, de una extensión de 70 metros y con 25 escalones. La popular en que cabían 2 mil personas, con 80 metros y 12 escalones y la platea en donde se podían albergar 310. Como era de esperar, el 27 de Mayo de 1948 acudieron los hinchas de Racing en gran cantidad llenando el estadio pero también se acercó la barriada de las zonas aledañas. Comenzó la ceremonia con la bendición de las instalaciones que estuvo a cargo del Monseñor Ramón J. Castellano, luego Rubén Darío Monguzzi izó la bandera nacional en el mástil, a continuación hubo números de gimnasia. Pero faltaba la frutilla del postre a este gran acontecimiento que fue el partido entre la Academia y el último campeón de la Docta, Belgrano. Salieron los dos capitanes de los equipos, Italo Tuci de Racing y Justo Coria de los “celestes” junto al resto de los jugadores y dirigentes de ambos clubes con una bandera argentina. El puntapié inicial lo dio el subsecretario de gobierno, Mansilla Amuchástegui y comenzó este encuentro amistoso que la Academia derrotó a Belgrano 4 a 3. En tanto, el 9 de Mayo de 1976 bajo la presidencia de Mario Spirópulos se le pone nombre propio al estadio: Miguel Sancho, en reconocimiento a los 24 años como presidente y a todos los años que le dedicó a Racing.

En 1948 Racing inaugura su estadio propio

En 1962 logra el primer título de esta década con un gran equipo que en su base estuvo conformada por Orlando Romero, Oscar Loureiro, Rubén Paolucci, Rodolfo Carballo, Carlos Alcaraz, Norberto Contessi, José Solves, Antonio Reinato, Horacio Villarreal y los hermanos Carlos y Ricardo Videla quienes serían uno de los máximos ídolos de la Academia.

En 1948 Racing inaugura su estadio propio

Este año Racing arrasa con todo tras lograr los cuatro títulos que había en juego, un hecho inédito que hasta la actualidad aún persiste. La base de aquel gran equipo era: Juan Jover; Carlos Videla y Oscar Loureiro; Carlos Alcaraz o Andrés Márquez, Orlando Romero y Rodolfo Carballo; Carlos Cortez o José Solves, Atilio Molina, Adolfo Soto, Ricardo Videla y Francisco Mazzochi. También brillaron otros buenos jugadores.

En 1948 Racing inaugura su estadio propio

Fue magnífico este año porque la Academia gana dos títulos de la Liga Cordobesa y participa por primera vez en un torneo de AFA, quien se convierte además en el primer equipo cordobés en jugar un certamen en esta categoría.

Academia de talentos

Dejando la década anterior en donde Racing logra muchos títulos, en esta curiosamente no se destaca por esto, sino por la cantidad y calidad de jugadores que fueron surgiendo de las inferiores “racinguistas”, que no sólo hicieron historia en los ‘80, también se convirtieron en ídolos indiscutidos para el pueblo académico, brillaron en todas las canchas y clubes del país, en el exterior y en la Selección Argentina. El semillero estaba a cargo de René Gorreta, el mismo le dedicó un poco más de 30 años a Racing, no sólo reclutando talentos, sino también en el trabajo de la formación, inculcando valores, obligando a los pibes a asistir al colegio. En 1978 se concreta el sueño de jugar un Nacional de AFA por primera vez en la historia del club mezclándose entre los equipos grandes de Argentina, sin embargo, a pesar de realizar una digna actuación queda eliminado en la primera ronda. El director técnico de aquel equipo fue el “Coco” Basile quien luego sería fundamental para el futuro al igual que el “Pato” Gasparini y la “Araña” Amuchástegui entre otros.

Racing se consagra campeón del Torneo Clausura y clasifica al Nacional de 1980

Al igual que el Apertura, en el Clausura continúa con una muy buena campaña que lo deposita nuevamente en semifinales, esta vez deja en el camino a Instituto y en las finales se consagra campeón tras derrotar a Belgrano en el partido de ida y en el de vuelta igualando. Luego jugaría las finales con Talleres para definir el campeón del Oficial perdiendo ante estos pero el objetivo más importante fue la clasificación al Nacional de 1980 al salir primero en la tabla anual.

Academia de talentos

La década del ‘80 marcó un antes y un después en la historia de la Academia, el Racing de Nueva Italia se convirtió en Racing de Córdoba para el mundo futbolero de nuestro país. En primer lugar fue el Nacional del ’80 en donde pasó la primera ronda, en cuartos de final deja en el camino a Argentinos Juniors y en semifinales al gran Independiente goleando con baile incluido 4 a 0 en el viejo Chateau Carreras. Luego en la final ante Rosario Central pierde en la ida 5 a 1 y en Córdoba gana 2 a 0 pero no le alcanza para lograr semejante hazaña, asimismo, aquel subcampeonato fue un hecho que quedó para el hincha de la Academia, el fútbol de la Docta y nuestro país. La base de aquel equipazo fue: Juan Ramos; Lucio Del Mul, Pascual Noriega, Osvaldo Coloccini y Mario Tapiero; Oscar López, Guillermo Aramayo y Roberto Gasparini; Luis Amuchástegui, Miguel Ballejo y Atilio Oyola.

Se consagra campeón de la Copa XI Presidente de Corea

Y si algo le faltaba a este gran Racing era obtener una copa internacional. En 1981 disputó el torneo de la Copa XI Presidente de Corea tras jugar 7 partidos ganando cinco y empatando los restantes. Si bien en la final igualó con la selección de Corea logro otro histórico título que sería el orgullo no sólo de la Academia sino también para el fútbol cordobés. El plantel de aquel Racing estuvo conformado por: Juan Manuel Ramos, Raúl Malavolta, Pascual Noriega, Osvaldo Coloccini, Lucio Del Mul, Héctor Maldonado, Enrique Vivanco, Ángel Feliú, Roberto Gasparini, Oscar López, Jorge Maldonado, Miguel Seronero, Rubén Molina, Luis Amuchástegui, Eduardo Arce, Miguel Ballejo y Atilio Oyola.

Continúa brillando en la Primera de AFA y se realizan grandes obras

Racing seguía mezclado entre los grandes del fútbol argentino logrando triunfos memorables, además de surgir buenos jugadores de las inferiores racinguistas y llegando refuerzos de categoría. Además se llevaron a cabo obras en el club que quedarían para la historia como la reinauguración del Miguel Sancho en 1984, al año siguiente la iluminación del mismo y en 1986 la escuela propia que perdura hasta la actualidad.

SEDE VIRTUAL SOCIO